Ignacio Sánchez: 'Hay que ‘dejar de lado la desconfianza’ y avanzar en las propuestas'

El Rector de la Pontificia Universidad Católica de Chile propone dejar de lado la desconfianza entre bolivianos, chilenos y peruanos, y crear puentes de relacionamiento para mejorar el desarrollo de los países a través del sector académico.

Conferencia. Sánchez presentó ‘Los desafíos de las Universidades Católicas en el siglo XXI’.

Conferencia. Sánchez presentó ‘Los desafíos de las Universidades Católicas en el siglo XXI’. Foto: Christian Calderón

La Razón (Edición Impresa) / Marco A. Iba?ez / La Paz

00:00 / 06 de febrero de 2019

El crecimiento económico regional, los desafíos que deben enfrentar a futuro Bolivia, Chile y Perú, y el aporte de la educación para el desarrollo de estos pueblos fueron temas de análisis en un encuentro que sostuvieron los principales representantes de la Universidad Católica Boliviana San Pablo (UCB), la Pontificia Universidad Católica del Perú y la Pontificia Universidad Católica de Chile (UC), casa de estudios superiores que está entre las principales de América Latina. El resultado de este trabajo es un nuevo escenario de cooperación que fue presentado por el rector de la UC, Ignacio Sánchez, durante su visita a La Paz, con el fin también de firmar con la UCB dos convenios de cooperación. El primero para reforzar la Carrera de Medicina de la Unidad Académica Regional Santa Cruz de la Universidad Católica Boliviana, y el segundo para el fortalecimiento de la UCB en las áreas de formación, investigación, internacionalización y movilidad estudiantil y docente. Con la mira en el progreso de los tres países, estos centros de educación decidieron, además, crear un programa conjunto de investigación orientado a temas de ciencia, humanidades, cultura y de desarrollo de iniciativas económicas y sociales.

— ?Cuál es su visión sobre la economía regional?

— Nosotros (Chile) hemos tenido en los últimos 30 a?os un desarrollo bastante activo y amplio. El bienestar de la población ha crecido fuertemente y la pobreza ha disminuido. Por supuesto, en la medida que un sector de los habitantes de un país supera la pobreza y entra en una clase media hay que pensar en mantener las condiciones para que ese segmento pueda seguir disfrutando de ese desarrollo económico, buscando que sea lo más integral posible. Ahora, en los últimos cuatro o cinco a?os, hemos tenido una disminución de ese progreso que esperamos sea transitorio, para poder volver a retomar ese crecimiento a nivel país que también tiene que ver mucho con el crecimiento de la región y del mundo.

— En ese escenario, ?cómo puede aportar el sector académico al desarrollo o a las relaciones económicas?

— Nosotros pensamos que independiente al crecimiento de cada país, las universidades podemos ser puentes de relación académica, científica, cultural y económica, para que a través de este vínculo entre universidades los países puedan tener vías de crecimiento mayor. Es decir, si nosotros podemos botar la desconfianza y las barreras que hemos tenido en la historia de nuestros países, podemos crear puentes, abrir puertas, poner confianza y trabajar en conjunto. Eso, obviamente, va a colaborar al desarrollo de nuestros pueblos.

— ?Cuál sería el mecanismo para alcanzar ese objetivo?

— Lo que hemos acordado (entre las tres universidades católicas) es crear proyectos específicos que logren el apoyo de académicos de las diferentes casas de estudios. Y en esto es importante tener un diálogo con los gobiernos, con el sector productivo y con la sociedad civil, porque no podemos desarrollarlos de forma incomunicada de lo que requiere cada uno de nuestros pueblos, nuestros gobiernos. En la Universidad en Chile, la investigación, innovación y emprendimiento tienen una cercana relación con el sector productivo. Tenemos un centro de innovación en el que cerca de 15 empresas tienen grupos de estudio, en el que hay un diálogo muy fluido entre profesores, investigadores y directivos de empresa. En ese diálogo, lo que queremos es que se levanten las problemáticas, y que al levantarse esos temas se levanten la posibilidad de analizarlos en la universidad con los investigadores y profesores, y crear propuestas de soluciones.

— Dejando de lado el tema político, ?considera que están dadas las condiciones para avanzar en este tema?

— Yo creo que están dadas las condiciones, porque nosotros trabajamos en universidades que tenemos muy claramente una misión de servir desde la institución al desarrollo de lo público. Tenemos una misión común, queremos velar por la dignidad de las personas, queremos trabajar para que las condiciones de vida de nuestros pueblos mejoren, particularmente de los más vulnerables. Y por lo tanto, quizá lo más importante es dejar de lado la desconfianza y avanzar en términos de propuestas.

— En el caso de Bolivia, ?qué áreas son de interés?

— Desde el punto de vista chileno, el área de energía es muy importante, así como la de sustentabilidad y de los pueblos originarios; el entender la cultura, las problemáticas y cómo se avanza en la integración.

— En la región, Bolivia lidera como uno de los principales países en crecimiento.

— Yo creo que Bolivia ha tenido un crecimiento importante en distintos ámbitos, ha tenido condiciones de superación de pobreza para muchos porcentajes de su población, pero todavía hay muchísimas tareas pendientes que son siempre evidentes. Cuando se superan ciertas limitaciones que parecen muy básicas, aparecen una serie de otras limitaciones. Entonces, con la apertura de las comunicaciones, con la llegada de las poblaciones del campo a la ciudad, se van creando necesidades que a lo mejor antes no se conocían o no estaban presentes.

— En función a esa percepción, ?cuáles son los desafíos que deberá enfrentar Bolivia?

— Me parece que las áreas de salud y educación son siempre prioritarias y en ellas los gobiernos tienen que invertir más —en la segunda particularmente— para dar mejores atenciones a la población vulnerable. La educación es el futuro para tener una población con mayor educación que permita afirmar el desarrollo sostenible del país. Y la educación superior forma parte integral del desarrollo del pueblo, porque vamos a tener mejores especialistas y profesionales más capacitados, un mejor desarrollo de la ciencia y tecnología en beneficio del país. Es, en ese ámbito, en el que este acuerdo (con la UCB San Pablo) encuentra áreas de colaboración a futuro.

Perfil Nombre: Ignacio Sánchez Díaz

Profesión: Médico cirujano y pediatra

Cargo: Rector de la Universidad Católica de Chile

Especialista académico

Cuenta con más de 10 reconocimientos en investigación y docencia, entre los cuales se destacan los premios Nacional de Servicio Público y Desarrollo Humano para Chile. Fue cinco veces becado para especializaciones en su área y recibió de la Universidad Drexel de Estados Unidos el grado Doctor en Ciencia Honoris Causa. Sánchez propone tender puentes académicos para la integración económica.

Escribe tu comentario

1.000 caracteres disponibles

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad de los textos, y el buen uso del lenguaje: las malas palabras y los insultos no serán publicados.

captcha

Introduzca el código captcha que aparece en la imagen

Enviar

Colinas de Santa Rita, Alto Auquisama?a (Zona Sur) - La Paz, Bolivia